El microscopio quirúrgico por excelencia para neurocirugía de precisión Leica M525 OH4

El microscopio quirúrgico Leica OH4 ofrece un grado inmejorable de alcance, altura y espacio. El estativo de suelo OH4 se mueve con facilidad y si se sueltan los frenos, el microscopio se estabiliza en solo 1,5 segundos y evita cualquier vibración.

Al integrar nuevas lentes, revestimientos y parámetros de diseño, la alta resolución de la tecnología APO OptiChrome™ permite aumentar la distancia de trabajo y la profundidad de campo, mientras que la iluminación es más brillante y segura.

Gracias al sistema integrado de fluorescencia vascular de Leica FL800, el cirujano puede ver por el microscopio la circulación sanguínea de los vasos durante la intervención.

Leica M25 OH4: el microscopio quirúrgico para neurocirugía de precisión

Sus ventajas

Mejora de la seguridad del paciente

La elevada transmisión de luz que consigue la tecnología OptiChrome™ proporciona mayor seguridad al paciente, al permitir que el cirujano utilice grados inferiores de iluminación.

Mayor flexibilidad

La extraordinaria flexibilidad y el máximo alcance de estos microscopios quirúrgicos, en comparación con cualquier otro del mercado, permite ubicar correctamente el microscopio detrás del cirujano en una posición superior o en cualquier ubicación de la mesa del quirófano, mejorando la flexibilidad y la comodidad en las condiciones de trabajo del cirujano.

Sistemas de iluminación de lámpara de arco

Dispone de dos sistemas de iluminación de lámpara de arco de xenón de 300 W primarios y totalmente independientes. El segundo sistema de 300 W se activa de inmediato automáticamente en caso de fallo de una lámpara, lo que proporciona al cirujano la seguridad de que la cirugía no se pondrá en peligro debido al fallo de una lámpara.