Fuente de luz fría LED para aplicaciones rutinarias o de menor aumento Leica KL300 LED

El Leica KL300 LED es una innovadora fuente de luz de fibra óptica que utiliza luz fría para iluminar todo tipo de objetos en aplicaciones industriales y de ciencias biológicas.

El brillo es equivalente al de una bombilla halógena de 50 W, por lo que se trata de un sistema de iluminación ideal para satisfacer los requisitos de microscopios estereoscópicos para tareas rutinarias.

El Leica KL300 LED es una fuente de luz LED que ofrece ventajas como un bajo consumo de electricidad y una larga duración. Además, se puede conectar con todos los accesorios de la exitosa línea de productos de fuentes de luz fría para tareas rutinarias Leica L2 y KL200 LED. Esto ofrece la máxima modularidad y flexibilidad para las técnicas de iluminación más comunes.

Leica KL300 LED

Sus ventajas

Iluminación para diversas necesidades

Hay varias guías de luz de fibra óptica disponibles: nuestra oferta de productos cubre prácticamente todas las necesidades de iluminación

Pequeño tamaño

Carcasa compacta: estas fuentes de luz se pueden acoplar directamente al estativo del microscopio o se pueden utilizar de forma independiente

Aumento de la comodidad del operador

El KL200 LED no cuenta con ventilador. Esto proporciona una visión serena y clara y, por tanto, reduce el estrés durante el funcionamiento.

Asequible

Excelente relación rendimiento-precio: ofrece modularidad, ideal para microscopios estereoscópicos para tareas rutinarias, como la serie S

Sin daños electrostáticos

Carcasa antiestática: ayuda a evitar descargas electrostáticas

Larga duración

Duración extremadamente larga de al menos 50.000 horas: los usuarios nunca tienen que cambiar las bombillas, lo que reduce el coste de propiedad y evita el mantenimiento y los tiempos de inactividad