Contacto

La primera criotomografía electrónica integrada

Observe los mecanismos celulares con resolución subnanométrica en 3D

Para investigar en detalle los complejos mecanismos biológicos, los investigadores de las ciencias de la vida deben contar con información estructural fiable de las moléculas seleccionadas en su contexto subcelular. Para lograrlo, las moléculas seleccionadas y su entorno celular deben visualizarse de manera precisa con resolución subnanométrica. 

Leica Microsystems y Thermo Fisher Scientific han colaborado para crear un flujo de trabajo de criotomografía electrónica totalmente integrado que responde a estas necesidades de investigación. La transferencia segura de muestras y datos  entre instrumentos garantiza una navegación sencilla por las regiones celulares seleccionadas, así como resultados fiables con resolución subnanométrica.

Datos cortesía del Departamento de Biología Molecular Estructural, Max Planck Institute of Biochemistry, Martinsried (Alemania)

No tiene más que ponerse en contacto

Nuestros expertos en soluciones para criotomografía electrónica estarán encantados de asesorarle.

Productos Cryo Clem 3

Filter by Area of Application
Set Leica EM Cryo CLEM basado en Leica DM6 FS

EM Cryo CLEM

Sistema de microscopia electrónica y óptica correlativa

Criofijación por alta presión Leica EM ICE

Leica EM ICE

Criofijación por alta presión con estimulación por luz opcional

Flujo de trabajo de criotomografía electrónica

Paso 1: vitrificación

Las células que se investigan se cultivan en una rejilla de microscopía electrónica.

Antes de la congelación, la muestra se mantiene en una cámara ambiental con humedad controlada y a una temperatura estable.

A continuación, se vitrifica la muestra con la técnica de congelación por inmersión empleando el congelador automático por inmersión EM GP2.

El proceso de vitrificación impide la formación de cristales de hielo y garantiza que el contenido celular sea lo más parecido posible a su estado natural.

Paso 2: selección

Para que el flujo de trabajo sea más eficaz, deben preseleccionarse las células y regiones objetivo adecuadas. Esto se obtiene mediante el uso del microscopio óptico-electrónico Leica EM Cryo CLEM. La muestra puede transferirse al Thermo Scientific™ Aquilos™ para el fresado. La conectividad total entre los instrumentos significa que la región y las coordenadas definidas se transfieren de forma segura y precisa para su reubicación inmediata con Aquilos. No es necesario invertir tiempo en buscar las posiciones seleccionadas en cada caso.

Para evitar la contaminación de las valiosas muestras, el flujo de trabajo integrado de criotomografía garantiza una transferencia segura de la muestra entre los sistemas que se emplean. El sistema de cartuchos específico protege la muestra durante todo el flujo de trabajo para ofrecerle una base sólida que sostenga unos resultados científicos fiables.

(Thermo Scientific, Krios y Aquilos son marcas registradas de Thermo Fisher Scientific.)

Paso 3: fresado

Tras la preselección y la selección en el EM Cryo CLEM, la muestra se transfiere al Thermo Scientific Aquilos, un microscopio electrónico específico Cryo DualBeam.

Hasta ahora, era imposible visualizar el interior de las células con resolución subnanométrica, ya que muchas muestras eran demasiado gruesas para poder capturarse en imágenes con criotomografía electrónica. 

El Aquilos rompe estos límites de grosor al emplear un haz electrónico de barrido (SEM) y un haz de iones focalizados (FIB). Mientras que el haz electrónico se usa para la captura y el procesamiento de imágenes, el haz de iones de galio garantiza un fresado preciso de las células vitrificadas. 

En el proceso de fresado se crea la lámina en la rejilla (una fina lámina de hielo) que puede examinarse con tomografía electrónica. 

Paso 4: criotomografía en 3D

La rejilla de ME que porta las células, incluida la lámina en la rejilla, se transfiere desde el Aquilos hasta el Thermo Scientific Krios™ G3i (crio-TEM).

El crio-TEM captura y procesa las imágenes del área de interés varias veces y desde ángulos distintos basculando la muestra de forma gradual.

Las imágenes individuales se alinean computacionalmente y se reconstruyen para generar un tomograma tridimensional a partir de la lámina y su contenido con una resolución subnanométrica.