Ergonomía de laboratorio

Los investigadores de laboratorio sufren el riesgo de lesiones por movimiento repetitivo durante procedimientos rutinarios de laboratorio como el pipeteado, el trabajo con microscopios, el uso de microtomos, el uso de unidades de recuento celular y los terminales de visualización de vídeo.

Las lesiones por movimiento repetitivo se desarrollan a lo largo del tiempo y se producen cuando las músculos y las articulaciones sufren tensión, los tendones se inflaman, los nervios se pinzan y el flujo de sangre se ve restringido. Mantenerse de pie y trabajar en posturas incómodas en campanas de laboratorio/de seguridad biológica también pueden presentar problemas de ergonomía.

Familiarizarse con la forma de controlar los factores de riesgo ergonómico del laboratorio permite mejorar la comodidad del empleado, la productividad y la satisfacción del trabajo al tiempo que se reducen las posibilidades de lesiones laborales.