Cómo la digitalización cambia el mercado de la microscopía

Dr. Bürgers, ¿por qué debe haber cámaras digitales desarrolladas específicamente para microscopios? Y es que bien se podría instalar una cámara convencional de alta resolución en el microscopio...

Por supuesto, incluso se comercializan adaptadores específicos para conectarlas. Es posible que este método baste para resultados fotográficos menos relevantes. Sin embargo, no tiene mucho sentido invertir en un costoso microscopio para luego acabar usando una cámara digital normal.

¿Porque los objetivos de los microscopios y las cámaras se diferencian entre sí considerablemente?

No solo por eso: las cámaras digitales de Leica han sido diseñadas específicamente para tomas micro y macroscópicas, incluso independientemente del ámbito de aplicación principal. Así pues, en nuestra empresa contamos con cámaras digitales optimizadas para controles de calidad de circuitos impresos. Por ejemplo, las series IC y MC son cámaras relativamente asequibles que se pueden conectar directamente a un monitor o un ordenador. La serie DMC se encuentra en un segmento de rendimiento mayor e incluye desde la DMC2900 hasta nuestro buque insignia, la DMC6200. La primera permite, entre otras cosas, realizar tanto tomas en blanco y negro como polarizadas; además, es ideal para imágenes en vivo gracias a sus 30 fotogramas por segundo y a la conexión USB 3.0.

A propósito de la DMC6200: las especificaciones técnicas de esta cámara superan ya incluso a algunas cámaras digitales profesionales para fotos «normales». ¿Qué supone esto en la microscopía?

La DMC6200 funciona con la tecnología de desplazamiento de píxeles, lo que garantiza una reproducción del color extremadamente nítida. Cada uno de los tres colores primarios —rojo, verde y azul— trabaja con una resolución de 16 bits, es decir, en 65 536 tonos, de los que, al final, solo 256 terminan en la pantalla. De esta manera, la reserva de información cromática de que se dispone es enorme. La cámara también es compatible con todos los métodos de contraste, incluyendo la fluorescencia. Con esta cámara y su gran flexibilidad, es imposible cometer errores. Sin embargo, lo decisivo es siempre el ámbito de aplicación principal.

¿Qué avances técnicos cabe esperar en los próximos meses en el sector de la microscopía digital?

Sin lugar a duda, se impondrá la resolución 4K por el mero hecho de que los monitores correspondientes ya se ofrecen a precios asequibles. Los chips CMOS que solemos usar son compatibles con 4K desde hace tiempo. Asimismo, también se esperan cámaras que ya no dependerán de programas informáticos externos y que permitirán procesar imágenes, aunque sea de manera rudimentaria. También están previstas las conexiones cifradas a redes, p. ej., a bancos de imágenes centrales.

La demanda de cámaras digitales ha aumentado enormemente en los últimos años, pero ello no puede deberse únicamente a los avances tecnológicos.

Este aumento responde, en parte, a razones prácticas: así lo estipulan las leyes, normas y reglamentos. Por ejemplo: tanto en la investigación farmacéutica como en el desarrollo de componentes aeronáuticos y aeroespaciales son necesarios registros fotográficos junto con datos microscópicos. Sin cámaras digitales acopladas o integradas en el microscopio, no se puede llevar a cabo una documentación fiable.

Hablemos ahora de usted, Sr. Smith. Actualmente está trabajando en la siguiente generación de LAS X, la plataforma de software para ciencias de la vida. ¿Hay algo que nos pueda avanzar ya?

En primer lugar, quisiera destacar que LAS X es una plataforma de software para todos los microscopios de Leica que enlaza los sistemas confocales, de campo amplio, estéreos, de máxima resolución y de sección luminosa de Leica Microsystems. Se incluye en todos los microscopios digitales de alta gama, como en el DVM6. En estos momentos, nos estamos centrando sobre todo en seguir mejorando la interfaz de usuario.

¿Con qué objetivo?

Nuestro objetivo es que el manejo sea lo más sencillo posible. Para garantizar un uso intuitivo, hemos integrado en la interfaz de usuario casi todo lo que normalmente hay que buscar en el manual. De esta manera, matamos dos pájaros de un tiro: por un lado, el usuario comete menos errores y no pierde la motivación y, por otro, las empresas pueden formar mas rápidamente a sus empleados. Ello permite ahorrar tiempo y obtener antes mejores resultados.

¿Y ha habido algún cambio en las «entrañas»?

Hemos optimizado todos los ajustes haciendo hincapié en el stitching; esto es, en unir de una forma impecable las imágenes en los ejes X, Y y Z. Mientras que el stitching horizontal y vertical solo representa una ampliación del formato de imagen, en el stitching Z vamos literalmente al meollo: se pueden superponer más de 20 imágenes con una profundidad de campo diferente, lo que permite al usuario «sumergirse» en la imagen. Este tipo de capa Z se va componiendo de una manera casi automática. La nueva versión de LAS X genera como resultado una imagen cúbica que se puede ver de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

Dr. Bürgers, Sr. Smith, muchas gracias por la entrevista!

Related Images